domingo, 6 de abril de 2008

Elijamos la libertad por sobre la mitología

Expreso en este post todo mi apoyo al llamado de la Colectiva de Mujeres Públicas a la apostasía masiva de la fe Católica en Chile como respuesta a la decisión del TC de prohibir píldora del día después, producto del imparable lobby de la Iglesia Católica ejercido a través de un grupo de parlamentarios pechoños de la UDI y RN. Me enteré de esta iniciativa por este post de Ricardo del blog Donde terminan las Ideas.

Para sumarse a la iniciativa hay que mandar un mail a pidamoslaexcomunion@gmail.com y manifestar el interés de apostatar masivamente por esta causa, mas detalles aquí.

Cabe destacar que es muy probable que la Iglesia busque toda clase de resquicios para no otorgar la excomunión. Los españoles que han intentado hacerlo la han visto muy difícil para que acepten la apostasía masiva o individual, pues muchos arzobispados de la Iglesia Católica se han negado a borrar los datos de los apóstatas de sus registros. Mas informaciónal respecto aquí

La apostasía es motivada generalmente por ideales humanistas ateos que van mucho más allá de criticar la posición de la Iglesia en cuanto a un asunto específico, por ejemplo, en su declaración de apostasía en masa a través de un Manifiesto por la Excomunión los españoles de la FIDA (Federación Internacional de Ateos) afirmaron:

Os acusamos públicamente (a la Iglesia de Roma):

De haber condenado a muerte a millones de individuos, por colaborar con vuestras instrucciones a la expansión del VIH/SIDA. De practicar relaciones simbióticas con toda clase de totalitarismos, de fomentarlos, de justificarlos y de prostituiros ante ellos. De bendecir a los asesinos y a los tiranos. De proclamar santas cruzadas contra las mujeres y los hombres que han dudado de vuestra verdad. De esclavizar a los débiles. De adular a los generales y a los caudillos. De fomentar el odio a los cuerpos, a la felicidad y al placer. De insultar a la inteligencia, y de pretender someterla a vuestra absurda y primitiva teología. De jerarquizar los géneros, las relaciones y los sentimientos, de acuerdo con la moral siniestra que practicáis. De imponer vuestras fobias como sagrados mandamientos. De atacar sistemáticamente las libertades individuales y colectivas. De saquear a los pueblos, sin tregua y con total impunidad, por medio de vuestros acuerdos diplomáticos, de vuestros Concordatos y de vuestras alianzas con el poder político. De traficar con la infancia. De fornicar con ella. De mentir. De abusar. De discriminar. De encubrir a los pederastas. De haber creado la Santa Inquisición. De encender hogueras que todavía no han cesado de arder. De despreciar a la ciencia y al conocimiento. De torturar, de masacrar y de ocultar la verdad histórica. De manipular la memoria colectiva. De perpetuar vuestra ideología inyectándola en las mentes infantiles. Y de instigar, conspirar, falsificar e imponer mediante la violencia vuestro delirio patológico

Sin embargo, el llamado a la apostasía de la Colectiva de Mujeres Públicas podría incluir gente que tiene fe en Cristo y cree en su divinidad, pero que no se siente identificada con las políticas de la Iglesia Católica que incluyen entre otras: encubrimiento de la pedofilia, discriminación de los homosexuales, prohibición del condón (y campaña activa para disminuir su disponibilidad), lucha contra el divorcio, demonización del sexo recreacional y constante intromisión en los asuntos seculares de Chile. Hay personas como este cura que aun así se declaran católicos (un oxymoron que francamente no entiendo, es como no creer que el exterminio masivo de judíos es correcto y declararse nazi).

Entre esperar que la Iglesia Católica sufra un proceso de revolución que cambie radicalmente la manera en que se relaciona con el resto de la sociedad (dejando de dictar códigos morales para creyentes y no creyentes como los Ayatolas) y disminuir su poder al declarar que no se pertenece a ella oficialmente borrando los registros de sacramentos, me quedo con la segunda opción, pues no creo en ningún dios y creo que es ridículo ir por la vida creyendo en cuentos de hadas.

Ojala todos aquellos chilenos con un poco de sentido común hagan lo mismo y elijan la libertad por sobre la mitología

2 comentarios:

Pablo dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Yo entregue mi carta junto a varios para realizar la apostasia y espero que no sea tan largo el tramite, porque si es asi tenemos pensado ir en masa al Congreso para luchar por nuestra Libertad de culto.
Saludos

Lily dijo...

Yo quisiera apostatar, pero vivo en México...